Como los equipos, departamentos y personas de diferentes cargos se comunican dentro de su empresa? El flujo de comunicación dentro de organizaciones pasa por niveles jerárquicos diferentes e iguales, y es de eso que se trata de la comunicación horizontal y vertical. ¡Vamos a ver cómo cada una sucede!
 

Comunicación vertical

La comunicación vertical ocurre siguiendo los varios niveles jerárquicos de la empresa. Tenemos, por ejemplo, un gestor y sus líderes. La comunicación entre ellos es vertical, pues diferentes niveles se están comunicando.
 
Una vez que la comunicación vertical se refiere a niveles diferentes, hay dos flujos dentro de esa comunicación:
 
Vertical Ascendente: sucede de abajo hacia arriba, cuando un colaborador se comunica con su gestor / líder. Se adjuntan aquí sugerencias de liderados, opiniones, quejas, envío / presentación de informes, entre otros.
 
En este tipo de flujo, los colaboradores también pueden ofrecer feedbacks a sus gestores, además de contar con la participación de todos en el día a día de la empresa.
 
En algunas empresas, este flujo puede tener menos apertura por no dar voz a los colaboradores de niveles jerárquicos inferiores, dificultando la participación de todos en parte de los procesos de la empresa.
 
Vertical Descendente: la comunicación parte de los niveles superiores a los inferiores, y puede darse a través de instrucciones, reglas de la empresa, comunicados, entre otros.
 
En ese flujo, los colaboradores reciben mayor orientación en relación a sus atribuciones de cargo, directrices y objetivos de la empresa. Aquí los líderes y gestores pueden alinear a cada equipo con la cultura y las estrategias de la empresa.
 

Comunicación horizontal

La comunicación horizontal ocurre entre colaboradores de un mismo nivel jerárquico, sean ellos del mismo departamento o no. También puede ser llamada de comunicación lateral, lo que nos remite a un escenario de colaboradores lado a lado, al mismo nivel.
 
Este tipo de comunicación permite una coordinación de tareas más fácil, permitiendo la integración y el intercambio de información importante entre los miembros del mismo nivel.
 
Proporcionar el flujo de comunicación horizontal dentro de la empresa genera más colaboración y unión entre los empleados, a través de canales que posibilitan esa participación de los departamentos. Esto contribuye a un crecimiento mutuo de los integrantes, además de mejorar el ambiente organizacional.
 
Para que estos flujos de comunicación sean implementados y alcance los resultados esperados dentro de una empresa, algunos puntos deben ser tenidos en cuenta:
 

Cultura de la empresa

El análisis de la cultura de la empresa, así como sus valores, misión, es de suma importancia para definir los procesos de comunicación interna, después de todo eso contribuirá a orientar las prácticas de comunicación a ser repensadas e implementadas.
 
Estos procesos comunicativos deben estar bien alineados con la cultura que la empresa ejerce. De esta forma, la identidad organizacional es reafirmada para todo el cuadro de colaboradores, tendiendo a alcanzar con más facilidad el éxito en esos procesos.

Fomente el diálogo y evite los conflictos

Proporcionar diálogos abiertos, a través de una comunicación alineada, puede evitar problemas relacionados con chismes y malentendidos dentro del ambiente de trabajo.
 
No atentarse al hecho de que su equipo puede recibir alguna información de manera distorsionada puede acarrear situaciones negativas y que, si no se evitan, perjudican el clima organizacional, contribuyendo al malestar de los colaboradores, afectando la productividad y los resultados.
 

Comunicación accesible

Para que la empresa alcance los beneficios que los flujos de comunicación interna ofrecen, son necesarios canales que sean efectivos en el ambiente interno, permitiendo que las informaciones lleguen a sus destinatarios sin ruidos y en tiempo real.
 
Además, las herramientas de comunicación deben ser atractivas para los colaboradores, para que haya asertividad en las prácticas de comunicación dentro de la empresa. La tecnología, por ejemplo, viene favoreciendo a las empresas en lo que se refiere al flujo de información y atractivo para los equipos de trabajo.
 
Es interesante también promover encuentros donde hay comunicación cara a cara entre los equipos, para que se conozcan, intercambien experiencias y conocimientos. Esto proporcionará un ambiente más cómodo para los empleados.

Escucha tu equipo

Las empresas que quieren crecer y comprometer a los empleados también deben escucharlas y estar abiertas a su participación. Dé la voz a los colaboradores y permita que dejen opiniones, sugerencias e incluso incluya a su equipo en decisiones importantes.
 
Recuerde que su colaborador está todos los días ejerciendo una función importante en la empresa y que el conocimiento que tiene puede agregar para toda la organización.
 
Cuando el colaborador percibe que tiene apertura en la empresa, y que su participación es valorada, se genera un sentido de pertenencia, que aumenta las posibilidades de compromiso y retención de los talentos de la empresa.
 
Y en el lugar en que usted trabaja, cómo son los procesos comunicativos y su eficacia? Analizar los flujos que la empresa utiliza actualmente es importante para identificar cuellos de botella y fallas en la comunicación, evitando daños futuros.
 
¿Quieres saber si es necesario reevaluar los flujos de comunicación que tu empresa utiliza hoy? En este post algunos perjuicios que usted puede estar teniendo por fallas en la comunicación y no lo sabe.