Mientras que el clima organizacional se refiere al termómetro de cómo es el progreso del día a día de los empleados, es decir, el nivel de satisfacción que tienen trabajando en el entorno corporativo, la cultura organizacional tiene como objetivo establecer un conjunto de reglas y valores que gobernar la empresa. En esta publicación, verá sus principales diferencias y cómo promoverlas en su organización. Buena lectura.
 

¿Qué es la cultura organizacional?

 

Como ya se mencionó, la cultura organizacional es el conjunto de reglas y valores que rigen una empresa. Es decir, es la parte esencial de la planificación estratégica de la organización, la cual debe ser acorde con el posicionamiento que desea adoptar ante el público interno.
 
Sin embargo, puede ser que la cultura organizacional de una empresa provenga de un conjunto de hábitos recurrentes de los empleados. Para que la cultura organizacional se establezca a través de un patrón de comportamientos. Aún así, la cultura organizacional es considerada, digamos, la identidad de la empresa, por lo tanto, tiene su personalidad específica, su perfil e intereses basados ​​en el estándar que ejercen sus valores y colaboradores, muchas veces.
 
Por eso, cuando un nuevo empleado ingresa a la organización, es importante que esté cerca de lo que se establece como la cultura de la empresa, para que pueda adaptarse y poder involucrarse en su nuevo entorno corporativo y con sus equipos.
 
Por ello, es necesario que la cultura organizacional se difunda a todos los segmentos de la empresa, con el fin de comunicarlos de manera objetiva y eficiente, para que de esta manera, todos puedan estar de acuerdo con los lineamientos y estándares de la empresa.
 

¿Qué es el clima organizacional?

 

El clima organizacional tiene como objetivo establecer un termómetro en una empresa. A través de este termómetro es posible medir la satisfacción de los empleados y todos los factores que contribuyen al comportamiento del equipo en el entorno corporativo, con respecto a los líderes, la relación entre los empleados, entre muchos otros aspectos.
 
Así, el clima organizacional es la percepción que tienen los equipos, trabajando en su espacio. Aún así, el clima organizacional está en constante cambio, ya que depende de algunos aspectos, como el cambio de procesos, la contratación de nuevos empleados, el cambio de herramientas que ayuden en la vida diaria, entre otros.
 
Ante esto, el clima organizacional es algo que debe evaluarse con frecuencia para ver si habrá cambios recurrentes. Esto se puede hacer a través de encuestas internas, recolectando información de los empleados con el fin de conocer sus impresiones y satisfacción actual en la empresa para comprender los aspectos que merecen más atención y los que la empresa ya está tomando medidas.
 
¿Quieres saber más sobre Vivaintra y hacer una prueba gratuita de 30 días? Visita https://es.vivaintra.com/experimente y regístrate para tener todos estos recursos a tu disposición.