Es común que durante unos días en el lugar de trabajo se tiene la sensación de falta de productividad. La desesperación puede hacerse cargo de esos momentos y parece ser imposible evitar la situación, pero sabemos que es factible. Aunque no existe una fórmula, puede seguir algunas acciones y girar días improductivos en días creativos y llenos de éxito.
 
Salida 7 maneras de convertir días improductivos en el éxito, añadir la buena voluntad y el resultado será una mayor productividad y satisfacción:
 
 
1- Organízate
 
Nadie puede trabajar y se centran en el caos. Tirar papeles arrugados distancia que se acumulan en la mesa desde hace algún tiempo y todo lo que no sea útil. El siguiente paso es organizar una lista de sus tareas, reuniones y fechas límite para ese día. Mantenga un horario, físico o virtual, ahorra tiempo y asegura que recuerde todas sus tareas.
 
2- Hacer el primer sencillo
 
Para empezar, las tareas que puede más fácilmente es una gran opción para aprovechar el trabajo del día. Poco a poco aumentar el ritmo de las tareas a lo largo del día, para llegar al complejo. Si ya está recibiendo algo laborioso, las posibilidades de que las dificultades y dilaciones durante el día puede aumentar y hacer que se queda atascado en el mismo puesto de trabajo durante todo el día.
 
3- Tener buenos hábitos diarios
 
Esto ayuda a prevenir la punta de días improductivos. Si se despierta tarde todos los días antes de ir a trabajar, salir de casa sin tomar un buen desayuno y la necesidad de acelerar para conseguir llegar a tiempo, las posibilidades de que alguna vez llega el trabajo con el estrés y la fatiga son grandes. Así que asegúrese de despertar a tiempo y llegar tranquilamente en el trabajo, tener un buen desayuno para tener energía y por lo tanto tienen una disposición más satisfactoria.
 
4- Escapar de la monotonía
 
Algunos días no parecen fluir en absoluto. En tales casos, se puede tratar de salir de su manera de innovar. El permanecer en la misma habitación durante varias horas todos los días, puede que no sea el entorno ideal para la producción. Puede, por ejemplo, trabajar en el área fuera de la empresa, si es posible. O llevar el sistema a un café. Si no puede salir de la habitación, puede alejarse de otras maneras, como la compra de un par de diferentes equipos de oficina, decoración de la habitación o cambiar las cosas.
 
5- Desconectarse de distracciones
 
Detener la comprobación de su correo electrónico todo el tiempo. Lo mismo ocurre con el uso de las redes sociales. Estas herramientas tienen su importancia, sin embargo, deben usarse con cuidado. Si pasas todo el día distraerse con lo que no es relevante, las posibilidades de que sus días no son productivas es enorme.
 
6- Mantener el foco en lo que es más urgente
 
No es necesario hacer todo a la vez. Incluso si lo hace todo al mismo tiempo, es muy probable que su trabajo no tiene mucha calidad. Aprender a separar el grano de la paja, ver cuáles son las prioridades para el día y tiene el foco.
 
7- Tomar un descanso
 
Un buen día también significa saber cuándo parar. Si por horas insistir en algo que no está funcionando, detenga durante unos minutos, tomar un café y relajarse. La pausa es importante para desconectar por un momento y renovar su energía. Tomar una prueba y ver cómo después de un corto ACCESO fluyen con más facilidad.
 
Incluso los días improductivos se pueden superar y se convirtieron en éxito. Las puntas son un entrenamiento diario de ejercicio y de esa manera se evitan también pasan los días improductivos terribles.